Autor Tema: Cobre, plata y madera  (Leído 1824 veces)

vermellfort

  • 500+
  • ***
  • Mensajes: 663
  • Suena mejor, pero me gusta menos.
    • Ver Perfil
Cobre, plata y madera
« en: Diciembre 09, 2011, 12:41:28 »
       Cuando uno recibe un paquete de rocoa, la verdad, no sabe por dónde empezar. Una vez que es devuelto, no sabe dónde va a terminar. Bueno, sí que lo sabe aunque se resista a aceptarlo: en el banco pidiendo un ¿micro o macro? crédito. O, en mi caso, vendiendo cacharros en ebay y diversos foros para financiarse. Con ello quiero poneros sobre antecedentes: he intentado escribir este post de manera clara y distinta, organizando la información esquemáticamente para establecer alguna “verdad” fuera de discusión. Pero a la mitad me daba cuenta de que nadie (ni yo mismo) podría fiarse de mis impresiones para aconsejar a alguien en la misma tesitura que yo. Los antecedentes de qué os hablo son la decisión tomada hace un tiempo, y tras una serie de sinsabores, de tener UN sistema que me gustara de verdad. En la sección de compraventa y en head-fi podéis ver parte de lo que ha pasado por mis manos, que no es todo. Un trajín muy grande.

    Otro antecedente importante es que por fin he conseguido minimizar los efectos de la diabólica alimentación eléctrica que llega a mi casa. Los Exactpower EP15 y SP15 me permiten obtener (aproximadamente) la misma calidad en la escucha sea cual sea el día de la semana y el momento del día. Pero este punto sí que se merece un hilo propio. Vendrá.

    En fin, que antes que intentar presentar mis impresiones organizadamente, pues prefiero relatar lo que me ha ido sucediendo. Me disculparéis que hable de mí pero, al fin y al cabo, todos hacemos lo mismo. Llevo dos semanas escribiendo este post y creo que lo mejor es lanzarse sin red.

    Bien: mi sistema es el que podéis cotejar en mi firma. Adelantaros que el cable de red más caro que tenía y el que resultaba más resoltuvo era el principal cuello de botella. El Transparent Powerlink Super me restaba una importante cantidad de medio bajo que me desnaturalizaba la escucha. Este fue sustituido por un Furutech ST20 (menos resolutivo) con lo que la neutralidad (mi neutralidad) se instaló de nuevo en mi sistema: la brillantez desapareció en todos los discos escuchados. Posteriormente el Van den Hul Mainstream fue sustituido por un Harmonic Technology AC10: El VdH es un muy buen cable pero mantiene ese grave algo hinchado y flojo (que no retumbón como los Isotek) marca de la casa. El AC10 es más neutro en todos los sentidos y proporciona una mayor amplitud de escena. En todo ello me extenderé en otro post.

    El objetivo era elegir un cable de interconexión analógica para mi sistema y según mis preferencias. Empecé por el Nordost Red Dawn que tenía por un cable frío, analítico y sibilante según las referencias que me había ido encontrando. Debido a que echaba de menos cierta calidez en mi sistema, tenía enfocada la cabeza hacia los Cardas ya que los Siltech que venía utilizando adolecían de una pequeña falta de bajos y aunque medios y agudos eran correctos, el conjunto se me antojaba como correoso, detallado pero sin ese refinamiento que discrimina los pasajes suaves de los tumultuosos. Al principìo no podía creer que el Nordost sonara tan bien. “No veas cómo tiene que sonar el Cardas” me decía, siguiendo en mis trece. El Nordost me proporcionó una neutralidad (mi neutralidad, que para muchos tendrá una ligera forma de V, o W o de Sierra de Covadonga) que hacía tiempo que no percibía. Todo pareció estar en su sitio. Los bajos eran definidos, texturados y con cuerpo; los medios, menos adelantados que en los Siltech (el AC10 ya había hecho también parte de su trabajo respecto al VdH), corregían esa pequeña pátina de realce en la zona alta; y los agudos aparecían extendidos y muy texturados, para nada sibiliantes ni comprimidos. En general la resolución era mayor, la escena más amplia y focalizada, el timbre más correcto. Pero ello se conseguía sin un atisbo de frialdad y uno podía seguir un instrumento sin perder el contacto con la emoción que proporcionaba el conjunto. Aire, dinámica, detalle, resolución, amplitud... San Nordost.

    A continuación coloqué bajo el Mytek los Stein Music Supernaturals (me suena el nombre, quizá de alguna revista de anatomía comparada). Esto no lo puedo dejar al alcance de cualquiera a riesgo de que termine en el cuello de alguna botella. Resultado: hay que joderse señores. Me extenderé más adelante: sólo decir que no se movieron en toda la comparativa.

    Le tocó el turno a los XLO Reference 3 que son unos cables peziozos. Misma cantidad de detalle y precisión que con los Nordost pero más cálidos y, no sé si debido al efecto psicoacústico, con una escena más comprimida. Los XLO presentan un realce de la zona baja (especilamente en el bajo alto: las “enes” y “emes” de Patricia Barber saltaban de la escena) y unos agudos algo retraídos, quizá de nuevo por la preponderancia del bajo que me hacía percibirlos así. Al cabo de varias escuchas concluí que no tenían realmente tanta extensión ni presencia. Si algunos temas de rock quedaban algo etéreos con los Nordost, con los XLO recuperaban esa contundencia, no exenta de resolución y pegada que hace que se muevan los pies. Para jazz y clásica mantenían la resolución y profundidad de escena, separando y localizando perfectamente los planos sonoros, pero el tono denso resultaba en una pérdida de aire, de espacio, de apertura.

    Con Transparent es que no puedo. El Transparent Musiclink Plus comparte con su primo de red las mismas virtudes (para mí, defectos) que convierten la escucha en algo artificial y que, en mi imaginario, ya se ha quedado como marca de la casa. ¿Es transparente haciendo honor a su nombre? Sí, para mí parece transparente. Llega muy abajo pero elimina una parte del bajo medio (tan sensible a las distorsiones) y llega muy arriba pero enfatizando la transición entre medios y agudos. Por ello unos temas me suenan con bajo y otros no. Por ello unas voces me suenan naturales y otras no. Muy buena resolución y profundidad de escena pero consigue focalizar muy bien a costa de recortar la escena. Parece como si uno mirara la música a través de un ojo de buey: se puede perder la vista en el horizonte pero se advierte dónde está el límite. Demasiados peros para mí.

    Y le llego el turno a los Cardas Golden Reference (qué emoción... el culo se me hacía chiribitas). Bueno... George dice que necesitan unas veinte  horas para asentarse... Bien, va a ser que con dos horas vas que te matas... Pues esto va a ser que no... ¿Escena? Amplísima. ¿Focalización? Muy buena. ¿Profundidad? Impresionante. ¿Balance? Cálido, pero menos que los XLO. ¿Detalle? Todo está ahí... Pero no hay aire. Un telón de fondo oscuro donde se dibujan las notas ¿Ruido? No, no, no es eso...Hay una pátina cremosa detrás de todo, no lo llamaría “eufonía”, de hecho no hay coloraciones (a no ser el típico peso en una determdinada zona media, marca de la casa). Hay una suavidad palpable: no, no es un velo ya que el detalle está ahí. Quizá sea la microdinámica lo que falla pero conozco el Rudistor y los Tesla tiempo ha, y sé lo “apagaditos”, cálidos que son (pese a su resolución y transparencia). Acabo de leer el post de Cabillas y los comentarios de Eferbel: coincido con ellos y me identifico completamente. Si el Puccini es cálido los Nordost les deben de ir como anillo al dedo (no tengo tan claro el caso de Cabillas con las Proac quizá por falta de suficiente experiencia).

    Moraleja: cosas veredes...

    Seguirá...
« última modificación: Diciembre 09, 2011, 12:43:31 por vermellfort »

vermellfort

  • 500+
  • ***
  • Mensajes: 663
  • Suena mejor, pero me gusta menos.
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #1 en: Diciembre 09, 2011, 12:42:05 »
    Una vez elegido por aclamación el Nordost Red Dawn (y Furutech más Harmonic Technology en la alimentación) pasé a los cables digitales. Las pruebas fueron hechas con el Musiland Monitor 02 (ordenador como transporte) y, esporádicamente un Cambridge DV99. El Musiland es superior en todo menos en la limpieza de sonido al Cambridge. Y eso no es del todo cierto puesto que el “ruido” viene del ordenador. No voy a insistir más pero probad el cMP2: no sabéis lo que os perdéis.

    Mis referencias eran un Glass Fiber óptico y el Chord Prodac Pro. El Glass es muy buen cable y mucho mejor si consideramos su precio. Algo realzado en la zona baja y con agudos vibrantes, quizá ecualizado ligeramente en V. Los bajos son algo bomboneros pero consigue una amplitud, limpieza y aire realmente sobresalientes si bien la resolución deja algo que desear siempre que lo compares con modelos superiores. Este punto es importante el las voces que pueden sonar algo granuladas,. pero siempre por comparación. La sensación que tengo con este cable es que me transmite cierta “valvularidad”.
    El Prodac es más resolutivo y ofrece una escena más restringida, amén de resultar más brillante (os recuerdo mi defecto de la tendencia a confundir resolucion con brillantez: no, todavía no he dado con la medicación adecuada). Ofrece un sonido más plano, sin tanta profundidad pero consigue una focalización mejor.

    Pero el que estaba utilizando realmente era el Cardas Neutral Reference Digital. A primera hora no impresiona. Uno percibe no sabe qué, pero piensa que suena mejor (¿placebo?). Si este cable es “perfectamente neutro” pues a uno le gusta algo más de alegría en forma de Vendetta, Vidilla o Vaselina (o Voluntad, Violencia y Valentía... coño, un endecasílabo... no es mala divisa, pardiez). El bajo es controlado, abisal, pero le falta un puntito de presencia, al igual que a los agudos que se extienden y resuelven muy bien. El detalle está ahí pero hay que buscarlo. Quizá la microdinámica y los transitorios no sean su fuerte. Pero sí su resolución: al cabo del tiempo y volviendo al Glass uno lo nota claramente. La separación de instrumentos y su coherencia han hecho mella. La precisión de la gama media y la textura y continuidad de las voces es ahora notoria. Ello se une a la profundidad de la escena a la que antes no presté atención puesto que la amplitud me decepcionó un poco.

    Ibamos bien. tuve la suerte de catar el Lightning 15 anteriormente (y su versión AES/EBU pero con adaptadores) y quizá pueda decirse que sea algo menos cálido (que no más brillante) que el Neutral Reference pero mi impresión es que las diferencias se quedan en el ámbito de las sutiliezas.

    Decía que íbamos bien... Pues llegó Nordost (otra vez). Nordost Silver Shadow, de los Silver de toda la vida. De Shadow, nada. Salid de trabajar a las cuatro después de nueve horas bajo luz fluorescente, a ser posible que haya llovido. Meteos en el coche en una mañana fría y accionad el limpiaparabrisas. Limpieza, amplitud y serenidad. Ya no hay que buscar el detalle (estás dentro) pero no te roba la atención (Transparent). El espacio es profundo sin sacrificar su amplitud y los sonidos aparecen con su peso correcto. No hay que transigir entre un sonido rápido y orgánico. El bajo es seco y con cuerpo. Las voces son contínuas y texturadas. Los agudos detallados sin raspar nunca. No hay aristas ya que la luz parece emanar desde dentro: de hecho son los instrumentos los que emiten el sonido (qué tontería ¿no?). Pero ¿a que sabéis de qué os hablo? O, mejor dicho ¿creéis que sé de lo que os hablo?

    Yo creía que no iba a encontrarme un cable USB mejor que el Cardas Clear. Y, de hecho, no lo cambiaría por el Nordost Blue Heaven USB. En este caso era demasiado. Si anteriormente Nordost levantaba el sonido de una manera coherente debido a que (supuestamente) no hace más que enseñarte lo que hay, y enseñártelo de la mejor manera posible, al utilizar el ordenador como fuente dejaba en evidencia toda la debilidad del transporte. Como si después de limpiar las lentes y escoger las ópticas adecuadas, sumáramos otro cristal que aumentara y definiera más pero por exceso, dándo la sensación de una cierta aberración, tanto cromática como espacial. Probé a reemplazar los interconectores (Red Dawn por XLO y Cardas) pero la deformación persistía y se añadían las coloraciones de los otros cables.

    Me queda el Transparent USB. Dada la tirria que les tengo os diré que no es un mal cable en absoluto y que no tiene las “características” que he descrito en los otros. Tira más bien al lado cálido con buena resolución y escena, pero le falta la transparencia de Cardas.

    Moraleja: cosas oyeres...

    Ya queda menos...
« última modificación: Diciembre 09, 2011, 17:33:56 por vermellfort »

vermellfort

  • 500+
  • ***
  • Mensajes: 663
  • Suena mejor, pero me gusta menos.
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #2 en: Diciembre 09, 2011, 12:42:33 »
Uno ha ido cambiando el equipo de ubicación periódicamente. Unas veces porque debido a los problemas de red se ha buscado la fase menos contaminada de la instalación. Otras porque entre la tele, el niño, su madre y mi puta madre no le dejan a uno bajar el pote del nivel en que uno de los ojos parpadea. Esos acarreos van acompañados de cambio de mueble o de traslado del mismo mueble (siempre con el correspondiente alarido matriarcal: “¡Ya estamos otra vez con las tonterías!”, pa no quererla, ay). Coño, parece que en esta habitación suena mejor... será que no está la lavadora en marcha. Aquí encima suena más apretado... bueno, como uno padece de sinestesia será la luz de las bombillas... Hasta que un día te hallas solo en casa y vamos a ver: una tablillas, un tablero... diferencias, de haberlas, haylas.

Pude probar las Cardas Myrtle pero eran tiempos en los que el acondicionamiento eléctrico no es el que es ahora. Pude percibir una diferencia sutilísima, poniendo tanta atención que no sabía si entraba en el reino del placebo. Ahora que la alimentación está controlada, aparecen los Stein Music Supernaturals. Empezaré por el final (cuando se fueron y a la espera de que lleguen de nuevo -quizá edite esto entonces-). Al fin y al cabo son madera, así que me puse de nuevo a poner leña bajo los aparatos. Resumiendo, concluí que en maderas lacadas mejor no poner nada. A mayor densidad resulta en una apariencia de mayor control y definición a costa de una sensación de compresión de la música, tanto espacialmente como en la continuidad y fluidez. A menor densidad de la madera que colocamos debajo, mayor apertura tanto escénica como del PRAT, pero todo aparece como más difuso, con menos peso concreto en cada instrumento, pese a que el microdetalle se muestra mejor y el tono resulta más natural. Contundencia versus flojera o, nerviosismo versus serenidad. No es ni mejor ni peor. Toda conducción eléctrica produce radiaciones que se acumulan en el interior de los aparatos en forma de resonancias. La efectividad con la que logremos conducirlas hasta el suelo y disiparlas resultará en un rendimiento determinado del sistema. ¿Qué madera es la que disipa mejor las resonancias? ¿La densa o la ligera? ¿Eh, listo? No lo sé: sólo sé que ambas la disipan de diferente forma, puesto que dan resultados diferentes. Y más cuando uno lee al maestro diciendo (como de pasada): “mejor tres patas que cuatro, que con cuatro pueden producirse resonancias parásitas”. Con un par. Que no de patas. Las mías, colgando. Las patas.

Pues con estos antecedentes, los Supernaturals hacen lo que los dos tipos de madera pero a la par: abren la escena sin restar control ni definición. Antes al contrario, proporcionan una separación de instrumentos y focalización mayores y añaden una limpieza de fondo junto con una liquidez que resulta en una escucha mucho más natural, relajada y placentera. Y ello no por “matar” el sonido sino precisamente por todo lo contrario: por enriquecerlo, eliminando las resonancias.

    …

    A lo largo de estos escritos, he estado haciendo afirmaciones que parecen apuntar a que los cables aportan cosas. Así que ahora, vuestro trabajo es releerlo todo (“Noooooo!, cabrón!...”) reemplazando esos “aportan” por “dejan de restar” y el complementario del objeto directo. En eso me han traicionado las lecturas si bien no descarto ejecutar un ejercicio de estilo. Al fin y al cabo, el equipo es el que es y ofrece lo que da: se trata de ponerle las menores trabas posibles. En mi caso ha sido Nordost quien me ha proporcionado eso. Tengo la sensación de que esos cables han desatascado las tuberías de mi sistema, mientras que otros me permitían ver algunas cosas a costa de otras. ¿Recomendaría Nordost a cualquiera como el cable definitivo? Rotundamente no. Si Nordost es presuntamente un cable muy neutro, muy resolutivo y muy transparente, va a mostrar tanto las virtudes como los defectos de un sistema. Va a mostrar las coloraciones, los cuellos de botella, las resonancias, la digitalitis y otras cosas que quizá otros cables consigan omitir, dándo lugar a una escucha más placentera. Si, al contrario, Nordost es un cable que limita algunos aspectos, he de decir que bienvenidas esas limitaciones, puesto que me proporcionan la ilusión de verosimilitud que mi sistema y mis oídos necesitan.

    Moraleja: cosas probares...

    Ya está.
« última modificación: Diciembre 11, 2011, 16:12:36 por vermellfort »

picodeloro

  • Fundador
  • 1500+
  • *****
  • Mensajes: 4486
  • Desde A Coruña para el mundo mundial.
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #3 en: Diciembre 09, 2011, 12:58:20 »
Con impaciencia espero la resolución de tus comentarios  oo)

-- o --
Rodrigo
"All the audiophools need are pilot lights that can be rolled for peace of mind."

Spritzer

sembrador

  • 500+
  • ***
  • Mensajes: 781
  • Solamente el necio confunde valor y precio
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #4 en: Diciembre 09, 2011, 13:11:11 »
Necesito saber maasss!!!!  >D >D >D
Me encanta el olor a Leben por la mañana.

Shopen

  • 100+
  • *
  • Mensajes: 189
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #5 en: Diciembre 09, 2011, 14:21:36 »
Citar
A continuación coloqué bajo el Mytek los Stein Music Supernaturals (me suena el nombre, quizá de alguna revista de anatomía comparada). Esto no lo puedo dejar al alcance de cualquiera a riesgo de que termine en el cuello de alguna botella. Resultado: hay que joderse señores. Me extenderé más adelante: sólo decir que no se movieron en toda la comparativa.


Estas "cosas", porque no se como llamarlas...se ponen debajo de las "patas" de los equipos??..o debajo de los spikes del mueble?? ...
En ambos sitios??...


vermellfort

  • 500+
  • ***
  • Mensajes: 663
  • Suena mejor, pero me gusta menos.
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #6 en: Diciembre 09, 2011, 14:46:50 »
Directamente bajo el chasis de los componentes.
Uno debajo del transformador y los otros dos asegurando el equilibrio.


azelais

  • 1500+
  • *****
  • Mensajes: 5024
  • Para hacer tortillas hay que romper huevos.
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #7 en: Diciembre 09, 2011, 19:51:12 »
 :plas: :plas: :plas: :plas: :plas: :plas: :plas: :plas: :plas: :plas: :plas:


Fabulosa review. Mientras terminas de tomarte la copa que, me juego un auricular y no lo pierdo, estás tomando mientras degustas el equipo, decir que los Supernatural están ahora bajo mi Primare y el Sugden, estos últimos se quedan; los del Primare no por falta de acople con los pies del mismo.

Me llama la atención lo que comentas del velo del Cardas; en mi caso nunca he notado ese velo; me parece un cable con su colorcillo que si te gusta, engancha.

Espero seguir leyendo

Cabillas

  • 1500+
  • *****
  • Mensajes: 3393
  • Cervecitas y chipirones para todos.
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #8 en: Diciembre 09, 2011, 22:22:26 »
Enorme trabajo vermellfort. No hay foto?.

"Acabo de leer el post de Cabillas y los comentarios de Eferbel: coincido con ellos y me identifico completamente. Si el Puccini es cálido los Nordost les deben de ir como anillo al dedo (no tengo tan claro el caso de Cabillas con las Proac quizá por falta de suficiente experiencia)."

En mi post comento mis impresiones sobre las diferencias que noté al cambiar los Kimber por los Nordost en mi equipo. No digo que nada vaya fantástico con nada, pero lo doy por hecho, el equipo se ha formado siguiendo los consejos de Raúl y Rocoa.

Saludetes.
Si algún día nos meten en la cárcel por descargar música, solo pido que nos separen por estilos musicales

vermellfort

  • 500+
  • ***
  • Mensajes: 663
  • Suena mejor, pero me gusta menos.
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #9 en: Diciembre 11, 2011, 16:20:38 »
Esto ya está. Dos de absenta, azelais. Con caramelos.

Digo todo lo contrario de los Cardas: no hay ningún velo, seguro. Es una suavidad en la línea de los Equinox 6 que tan buen resultado me daban con los HD800. ¿Daría el mismo resultado el Cardas con los Senn? Puedo deducirlo (pareciera que sí con los Edition 10), pero habría que probarlo.

Cabillas: lo tuyo sí que es grande. Lo de la sala dedicada, no te vayas a pensar... Fotos no pude sacar. A ver si consigo algo de luz natural para el equipo al completo. Enhorabuena por las Proac. Las sensaciones con los Nordost son las mismas: cuando algo está bien grabado, flipas, cuando no... Eso es lo malo de que te enseñen lo que hay, sin censuras.

djmochax

  • 250+
  • **
  • Mensajes: 346
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #10 en: Diciembre 11, 2011, 17:56:55 »
Muy interesante el post Vermellfort  :pulgar:

Yo tambien he estado liado con la busqueda del cable digital, y creo que hemos probado los mismos cables (Rocoa  :nosomosdignos:)

Coincido en que la transparencia y limpieza del nordost son impresionantes; el Cardas me pareció mas contundente, bailable, y con unos bajos mas profundos, mas musical se podría decir. Dependiendo del tipo de música y grabación prefería uno u otro. En musica mas densa y/o cargada de graves el nordost me daba un resultado mas equilibrado; es mas resolutivo que el Cardas. Los dos son cables con los que me valdria y sobraria para mi equipo.

azelais

  • 1500+
  • *****
  • Mensajes: 5024
  • Para hacer tortillas hay que romper huevos.
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #11 en: Diciembre 11, 2011, 18:34:58 »
Hace mucho que probé los Nordost, en otro equipo diferente al que ahora tengo. Concretamente probé el Blue Heaven; me gustó por la transparencia y profundidad del grave, debo reconocer que en muchos aspectos me recordó al, que entonces era mi cable habitual, VDH The Orchid. Ahora, con otro equipo, debo reconocer que el Cardas Golden Reference me apasiona, en mi configuración actual el control que ejerce sobre el grave, sin perder cuerpo ni impacto, es fabulosa; el otro cable que utilizo es el MIT MI330, más trasparente y de escena bastante más ámplia que el Cardas, pero timbricamente, pese a no tener fama de neutral, me encgancha el Golden Reference

D2Cowones

  • 1000+
  • ****
  • Mensajes: 1242
    • Ver Perfil
Re:Cobre, plata y madera
« Respuesta #12 en: Diciembre 11, 2011, 18:41:44 »
Genial review, felicidades también por la redacción y por los toques añadidos de humor, hay momentos realmente buenos jajaja

Espero impaciente la siguiente absenta-review  ^-^